puentes grúa monorraíles con dos polipastos

Los puentes grúa monorraíles con dos polipastos son ideales para la manipulación de cargas de gran longitud situadas a lo ancho de la nave, permitiendo su manipulación con la máxima estabilidad y seguridad.

Se pueden situar los carros a la medida deseada según la longitud de la carga a manipular, así mismo, se puede trabajar con uno de los dos polipastos o con los dos simultáneamente según las necesidades de cada momento proporcionando una gran variedad de posibilidades.

Los polipastos pueden ser tanto de cable como de cadena y el sistema constructivo de la viga principal es el mismo que el de los puentes grúa monorraíles con un solo polipasto consiguiendo así las mismas ventajas.

Descargas